La voz del pueblo

El diario digital de la gente

El colombiano Eléider Álvarez, campeón mundial de boxeo

El púgil venció por nocaut al ruso Sergey Kovalev, en la categoría semipesados de la WBO.

El boxeador colombiano Eléider Álvarez hizo historia este sábado para el país al vencer por nocaut, en el séptimo asalto, al ruso Sergey Kovalev y se convirtió en el nuevo campeón mundial de los semipesados de la WBO (Organización Mundial de Boxeo) y la AIB (Asociación Internacional de Boxeo).

El pugilista soportó los golpes de su rival, identificó el cansancio y en el momento preciso lo liquidó con una tremenda derecha. Hasta ese séptimo asalto perdía la pelea, pero antes de esa fulminante derecha, pudo tumbar al ruso dos veces más en ese mismo asalto.

De esa manera es el primer colombiano campeón mundial de esa categoría, y el octavo campeón oriundo de Antioquia. Esta es una división ilustre del boxeo en la cual se ha venido a campeones de la talla de Archie Moore, Michael Spinks, Víctor Galindez, Roy Jones Jr, Thomas Hearns y Sugar Ray Leonard.

Eléider queda como uno de los cuatro monarcas semicompletos del mundo. Los otros son: Dmitry Bivol (Rusia), campeon WBA (Asociacion Mundial); Adonis Stevenson (Canadá), campeon WBC (Consejo Mundial); Arthur Beterbiev (Rusia) IBF (Federacion Internnacional).

Los únicos campeones mundiales que tuvo el país en categorías altas fueron Alejandro Berrio (2007) y Fulgencio Zúñiga (2007) en la división supermediano 168 libras.

 

Eléider ha realizado toda su carrera profesional en Canadá, desde 2009 cuando debuto. Este, el llevado a cabo en el salón Etess Arena del nuevo Hard Rock Hotel & Casino de Atlantic City, fue su primer combate fuera de ese país.

El oriundo de Puerto Girón, el pequeño corregimiento de Apartadó que debe estar de fiesta, queda con un récord de 24 peleas ganadas, 12 nocauts, cero derrotas.

“Es un triunfo para mi familia y toda Colombia. Quería demostrar que soy fuerte, que tengo un buen mentón y estoy hecho para grandes cosas. Al final sus golpes no eran igual de letales que al principio de la pelea y a nosotros nos funcionó la estrategia. Siempre pego con los dos nudillos de la derecha y practicamos mucho ese golpe, gracias a Dios nos salió”, dijo Eléider al final del combate.

Comentarios