La voz del pueblo

El diario digital de la gente

“Peatones también tienen normas que cumplir”, Secretario de Tránsito y Transporte Departamental

Conductores de vehículos y motocicletas no son los únicos que deben cumplir normas de tránsito, transeúntes también deben acatar algunas. Así lo aseguró el secretario de Tránsito y Transporte Departamental de Córdoba, Juan Carlos Gari Baloco. La advertencia surge a raíz de la jornada de sensibilización que adelanta esta dependencia con los ciudadanos, con el propósito de reducir los riesgos de accidentes contra peatones, quienes son los que sufren mayores riesgos en las calles.

“La responsabilidad del peatón no se limita solo a cruzar por las cebras, esperar el cambio de luz del semáforo y mirar a ambos lados antes de cruzar”, dijo Juan Carlos Gari.

Indicó que existe un glosario de normas para quienes caminan por los andenes y que son de estricto cumplimiento.

“Hay restricciones como no cruzar la calle o avenida en forma diagonal, utilizar obligatoriamente los puentes peatonales, no caminar por detrás de un vehículo, avanzar rápido pero sin correr. Al caminar por una acera hay que desplazarse por la derecha; si lleva a un niño, este debe ir por el lado de las viviendas y no cerca de la calzada; los peatones no deben invadir la zona destinada al tránsito de vehículos, ni transitar en esta en patines, monopatines, patinetas o similares”, advirtió Gari Baloco.

Indicó que por lo general, los accidentes de tránsito son tragedias cotidianas que pueden evitarse, y si se quiere cambiar esta realidad, hay ciertas medidas de seguridad vial que debemos respetar.

“Peatones somos todos. Los accidentes tienen siempre una razón de ser. No suceden por casualidad, ni por jugadas del destino, sino por el incumplimiento de normas básicas”, recalcó.

También señaló que hay infracciones contenidas dentro de la Ley 769 del Código Nacional de Tránsito con sanciones hasta de cuatro salarios mínimos diarios vigentes. Dijo, que de la mano de la Policía de Tránsito de Córdoba se viene haciendo un trabajo constante, en el que se recuerda que las normas son reglas básicas que, a la vez, son sencillas de cumplir, y que final, se convierten en el mejor seguro de vida y el mejor ejemplo de cultura vial.

“Nuestros peatones deben conocer que son los integrantes del tránsito más vulnerables o frágiles ya que no tienen ninguna protección corporal”, concluyo.

Comentarios