La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Masacre en Barranquilla: cinco personas fueron asesinadas con arma de fuego

Los homicidas fingieron ser miembros de la fuerza pública.

Según el comandante de la Policía en Barraquilla, coronel Engelbert Grijalba, “se infiere que podría tratarse de un sitio donde se expende estupefacientes”.

Entre las víctimas está una mujer, quien esperaba un bebé. Al parecer el móvil del crimen sería por temas relacionados a drogas.

Una incursión de cuatro sicarios dejó como resultado cinco personas muertas, entre los que se encuentra una mujer que tenía tres meses de embarazo.

De acuerdo a la información conocida, los tipos llegaron con sevicia e ingresaron a una vivienda de la calle 33G con carrera 1B, barrio Universal, y asesinaron a los cinco que estaban dentro del inmueble.

Dos de ellos fueron identificados como María Claudia Bauza, y Janinson Torres Donado. Los demás, hasta el cierre de esta edición se desconocían sus identidades.

La comunidad precisó que los sicarios vestían chalecos verdes para aparentar ser de la Sijín.  “Según testigos llegaron cuatro sujetos con algunas indumentaria oficial, y asesinaron a tres hombres y una mujer dentro de la casa”, dijo el coronel Engelbert Grijalba, subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, quien llegó al lugar de los hechos.

 

‘OLLA DE MICROTRÁFICO’

El subcomandante de la Mebar también reveló que dentro de la inspección al inmueble donde se registró el hecho hallaron elementos que pueden inferir que la vivienda probablemente servía como almacenamiento de estupefacientes.

“Se hallaron bolsas y rastros de estupefacientes en el inmueble”, dijo el alto oficial. En la casa también quedaron algunas indumentarias oficiales que usaron los asesinos para despistar a las autoridades. Según testigos, los asesinaron, salieron corriendo por el pequeño callejón, atravesaron un puente que pasa por encima del arroyo ‘Don Juan’ y se embarcaron en motos al otro lado del arroyo, donde ya es el barrio El Parque de Soledad.

La Policía busca también un taxi que habría participado en la huida de los asesinos. Cuatro muertos quedaron dentro del inmueble y el quinto falleció en el Camino Simón Bolívar, con un tiro en la cabeza, donde falleció cuando recibía atención médica.

La Policía informó que ofrecen una recompensa de 15 millones de pesos a quienes den información sobre el paradero e identidad de los sicarios.

 

Comentarios