La voz del pueblo

El diario digital de la gente

‘El Niño’ deja sin agua a 104 municipios

Las autoridades vienen adelantando las medidas necesarias para mitigar la afectación a la población.

Las alertas siguen encendidas ante la probabilidad del fenómeno de El Niño en el país, sin embargo, aunque este evento climático no se ha consolidado, varias regiones ya han presenciado los efectos directos como un aumento en la temperatura, la disminución de los caudales de las fuentes hídricas, menores precipitaciones y la ocurrencia de incendios forestales.

El Ministerio de Vivienda presentó un reporte preliminar en donde se evidenció que 104 municipios han tenido desabastecimiento de agua, por lo que las autoridades vienen adelantando las medidas necesarias para mitigar la afectación a la población.

“Los caudales que surten a estos municipios, que pueden ser, o ríos que bajan de las sierras o pozos, reducen su capacidad y, por ende, la captación que entra a los sistemas se reduce, por lo cual tienen que aplicarse las medidas de racionalización del consumo de los hogares en estos municipios”, explicó José Luis Acero, viceministro de Agua.

Asimismo, ya se ha dado varias declaratorias de calamidad pública, principalmente en el departamento de Bolívar con 39 municipios, además ya se han dado ocho decretos en los municipios de Murindó (Antioquia), Aratoca (Santander), Chalán, Sampués, San Pedro, Sincelejo, Sucre y Toluviejo (Sucre).

“En general, en todos los municipios se han tomado medidas de uso eficiente y ahorro del agua, en algunos casos han realizado racionamientos y en departamentos como el de Boyacá el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres (CDGRD) apoya con el suministro de agua por medio de carros tanque a municipios como Cucaita y Guateque”, explicó el Ministerio de Vivienda.

El viceministro también resaltó que son aproximadamente 400 municipios del país los que se encuentran en riesgo de presentar algún grado de desabastecimiento de agua potable, por lo que el Gobierno Nacional está contemplando la posibilidad de expedir una nueva resolución sobre el desincentivo al consumo excesivo del agua en todo el país.

“Esas medidas son transitorias, ya se utilizaron en el Fenómeno de El Niño pasado y, en su momento, tuvo un impacto en el consumo y en el ahorro por parte de los hogares. La resolución permitiría que quienes derrochen el líquido, al sobrepasar los límites permisibles de consumo de agua establecidos para cada piso térmico, se vean obligados a pagar tarifas más altas, pero estamos evaluando esta posibilidad y esperando a que las condiciones climáticas sean un poco más severas para entrar a implementarlas”, manifestó Acero.

No obstante, un efecto que se ha tenido con la disminución de las precipitaciones en el país también se han evidenciado en el nivel de los embalses. De acuerdo con generadores de energía del país XM, con corte al 28 de enero, los embalses de energía se encuentran en 61,22 % de capacidad.

Balance Ideam

La jefe de pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Mery Fernández, indicó que aún se mantiene la probabilidad de la ocurrencia de este fenómeno, porque en el océano Pacífico se continúan dando unas condiciones de aguas cálidas superficiales que han generado un déficit en las precipitaciones.

“Estas condiciones nos indican que, aunque no se haya declarado el fenómeno de El Niño, si hemos tenido unos efectos en términos de impacto con la reducción de las precipitaciones en algunas regiones del país. Otro efecto ha sido el incremento de la probabilidad de que se presenten incendios y ya hemos visto algunos reportes en la Orinoquía, Boyacá, entre otros, en donde se han presentado unos incendios forestales”, explicó Fernández.

De acuerdo con la funcionaria, también se vienen registrando disminuciones en los niveles de los ríos en el país, “particularmente en el río Magdalena, después del municipio de Barrancabermeja, en donde se ha presentado un descenso de entre 80 centímetros y un metro de altura. Además, también hemos registrado disminución en otros ríos lo cual puede generar desabastecimientos de agua en algunos municipios del país”.

La jefe de pronósticos también explicó que para que haya una declaración total del fenómeno de El Niño se tiene que registrar un acoplamiento entre las condiciones oceánicas y de la atmósfera.

“En este momento se han registrado las primeras con la calidez de las aguas del Pacífico y esto nos da una probabilidad de un evento de El Niño, sin embargo, las condiciones han sido evidentes y esto hace que las reducciones de las precipitaciones se presenten en el país”, dijo.

De acuerdo con la experta, atmosféricamente, en términos de la temperatura, la presión atmosférica y los vientos no se ha registrado un acoplamiento de condiciones que permitan declarar definitivamente el evento de El Niño en el país.

“El mensaje para los colombianos es que si bien el evento no se ha consolidado un 100 %, por lo cual no ha sido declarado, si tenemos una condición de aguas cálidas que hacen que se registren disminuciones en las lluvias en el mes de febrero e inclusive en el mes de marzo, por ejemplo, si en este mes teníamos en Bogotá unos 50 milímetros de lluvias, con este evento podían ser de 20 o 35 milímetros. No obstante, al sur del país las condiciones de lluvias sí serían normales para esta época”, explicó Fernández.

 

Comentarios