La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Multan con $18 millones a anciano al que se le habrían caído los pantalones en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá

El hecho ocurrió en el aeropuerto El Dorado, de Bogotá y lo protagonizó un empresario de 75 años. La millonaria multa la impuso la Aeronáutica Civil.

Sorprendido quedó Jorge Enrique Mesa Correa, de 75 años cuando, fue notificado por el grupo de vigilancia del transporte aéreo que lo sancionó con una multa de 18 millones de pesos porque según la aeronáutica el hombre se bajó los pantalones en el aeropuerto El Dorado.

El insólito hecho ocurrió el 26 de diciembre de 2018 pero, el hombre se pronuncia hasta el momento porque asegura que no tiene los recursos para pagar la sanción. El hombre, en aquel entonces esperaba su vuelo que lo llevaría desde la capital del país hasta Bucaramanga, ciudad en la que vive.

El caso enfrenta una disputa porque, la aeronáutica afirma que Jorge Mesa “se puso nervioso, grosero y se bajó los pantalones” mientras que, el implicado expresó que él solo siguió la orden que le dieron de quitarse el cinturón y fue ahí cuando se le bajaron los pantalones, expresaron ambas fuentes en Blu Radio.

Por tanto, Jorge Enrique Mesa manifestó a la emisora nacional, “yo viajo frecuentemente, y siempre que paso a la zona de embarque me hacen pasar por el detector de metales y pasé, y al pasar sonó el pito, me dijeron quítese los zapatos, me los quité, saqué todo lo que tenía en el pantalón, sáquese la cartera, me saqué la cartera, y volvía y sonaba el pito del detector”.

“Ese aparato no funciona, y luego me dicen quítese la correa y yo dije que se me caían los pantalones, pero me dijeron que me lo quitara y me lo quité, y caminé unos 3 o 4 metros y se me cayeron los pantalones”, continuó narrando Mesa a la emisora.

Contrario a la versión de Mesa Correa, la aeronáutica, citada por Blu Radio, afirma que el hombre se bajó los pantalones y que todo quedó grabado en las cámaras de seguridad del aeropuerto.

Por su parte, el hombre que protagonizó este particular caso considera que la multa que se le quiere aplicar es “desproporcionada, desmedida, injusta e inmerecida a la luz de los hechos”, y asegura que prefiere ir a la cárcel antes de pagar ese dinero.

“Yo prefiero ir a la cana (cárcel). Me voy a la cárcel y feliz, pero ellos también sepan que el artículo sexto de la Constitución habla de la responsabilidad civil de los funcionarios. Me están atropellando, eso es una injusticia”, señaló el hombre.

Por el momento, el caso fue puesto en conocimiento de la Procuraduría General de la Nación y del Ministerio de Transporte, quienes se encuentran realizando las investigaciones pertinentes del suceso.

Comentarios