La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Exsenador Antonio Guerra de la Espriella se entregó en la Corte Suprema

El exsenador es requerido por su vínculo con el entramado de corrupción de Odebrecht.

Guerra esta en los calabozos de la Fiscalía mientras se define el sitio de reclusión.

Horas después de que la Corte Suprema de Justicia anunció la medida de aseguramiento contra el exsenador Antonio Guerra de la Espriella por su vínculo con el entramado de corrupción de Odebrecht, el excongresista se entregó en la Secretaría de la Sala Especial de Instrucción.

Guerra quien es requerido por los delitos de enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir, cohecho y tráfico de influencias, pasará la noche en los calabozos de la Fiscalía mientras se define el sitio de reclusión.

A juicio del Alto Tribunal Guerra de la Espriella hace parte de los senadores que supuestamente habrían defraudado al país por medio de contratos de estabilidad jurídica y los proyectos Ruta del Sol II y Navelena a favor de Odebrecht que se celebraron en 2012.

“Según la investigación que adelanta la Sala Especial de Instrucción de la Corte, las pruebas recaudadas hasta ahora comprometen al excongresista con los sobornos pagados en el país por la multinacional Odebrecht, para obtener ventajas y favorecimiento en la adjudicación de contratos de infraestructura”, explicó el alto tribunal.

En abril pasado, la Corte adelantó a puerta cerrada la indagatoria contra el exsenador. Lo que en su momento expresó la Fiscalía es que la investigación tiene relación con el denominado grupo de los ‘Bulldozer’, como se ha designado a un grupo de congresistas quienes estarían implicados en los hechos de corrupción de la multinacional Odebrecht y quienes, al parecer, habrían intervenido en favor de sus intereses, mediante lobby, todo a cambio de coimas.

Los otros excongresistas de este grupo son Musa Besaile, Sandra Villadiego, Bernardo Miguel Elías Vidal, Martín Morales, Antonio Guerra de la Espriella, Álvaro Ashton y el representante a la Cámara Alfredo ‘Ape’ Cuello.

Comentarios