La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Joven en Córdoba contó cómo asesinó y descuartizó a un hombre “porque tocaba”

Diego Mangones, quien sufrió una cruel muerte, acusado de pertenecer al Clan del Golfo.

En el departamento de Córdoba salieron a la luz escabrosos detalles de una banda delincuencial que se dedicaba a asesinar y descuartizar personas por órdenes de los jefes criminales de Los Caparrapos, disidencia del Epl.

Uno de los implicados, un joven menor de edad, le confesó a la Policía que sus superiores le ordenaron asesinar a Diego Mangones y descuartizar su cuerpo para desaparecerlo porque presumían que era colaborador del Clan del Golfo.

Mientras los adolescentes narraban los hechos sin siquiera sonrojarse, a los investigadores de la Sijín se les iba poniendo la piel de gallina.

El joven continuó y señaló que a Mangones lo amarraron de pies y manos, después lo apuñalaron en el corazón y empezaron a desmembrarlo. Peor aún, tras cortarle la cabeza a Diego, uno de ellos se grabó con ésta y le envió el video a sus jefes para demostrarles de qué estaba hecho.

En consecuencia, el sujeto y cinco personas más fueron capturados por la Policía de Córdoba, que dio a conocer que estos temibles hechos se siguen registrando por el control de rutas del narcotráfico entre grupos ilegales.

Comentarios