La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Capturan 328 personas por tráfico de droga en colegios y universidades de Colombia

Una de las tres etapas de la operación fue denominada ‘En el corazón de La Pola’, en la capital del país, en el que se intervinieron zonas aledañas a las principales universidades como Los Andes, Jorge Tadeo Lozano, América, Rosario, Gran Colombia, Externado y La Salle, entre otras.

Los agentes descubrieron que la droga era vendida en establecimientos de comercio y a domicilio, para lo cual utilizaban mensajes vía Whatsapp. También era entregada en los parqueaderos del sector, de acuerdo a las imágenes y vídeos obtenidos por los infiltrados.

‘Choncho’ era el cabecilla de los distribuidores que se ubicaban de manera estratégica en los parqueaderos, mientras que un sujeto a quien llamaban ‘Don Mario’ era el que organizaba las entregas a domicilio.

La banda era compuesta por al menos 11 personas, entre ellas una mujer a quien conocían con el sobrenombre de ‘Lucía’.

Entre otras operaciones se registró la denominada ‘Gato Negro’, en el que se llegó a lo que sería el corazón de las redes de producción, transporte y distribución de la marihuana que se vende en entornos educativos.

“Los investigadores evidenciaron que, a cambio de un cobro por gramaje, una disidencia del frente sexto de las desmovilizadas Farc, al parecer, cuida los cultivos de marihuana que una pareja de esposos y Karina Julieth Bermeo, ‘Karina’, tienen en el corregimiento Tacueyó, en Toribio (Cauca)”, dijo la Fiscalía.

Según el ente acusador, estas tres personas serían los denominados “capos de la región” y, al parecer, movían los cargamentos de la planta procesada, macerada y lista para su comercialización hasta Santander de Quilichao (Cauca).

Para la Fiscalía, su actuar criminal está documentado gracias a los videos y evidencias obtenidas por los agentes encubiertos que, desde julio de 2018, conocieron con detalle su rutina criminal, los puntos de cargue y almacenamiento de la marihuana en casas y bodegas.

Los investigadores consignaron en sus reportes que desde Cauca la droga salía camuflada entre cajas que daban la apariencia de encomiendas o equipaje, y era transportada en buses de servicio público desde Santander de Quilichao hasta Tunja (Boyacá).

“Los agentes infiltrados en la estructura establecieron y dan cuenta que mediante esta modalidad alcanzaban a trasladar hasta dos toneladas de estupefaciente”.

Por otro lado se demostró que en Tunja los cargamentos serían recibidos por ‘El Boyaco’, señalado cabecilla de la banda delincuencial autodenominada ‘Gato Negro’.

Esta persona tendría a su cargo algo más de 50 hombres y mujeres a quienes, supuestamente, les encargaría el transporte de la “mercancía”, una labor que, incluso, habría coordinado mientras estuvo privado de la libertad en 2018, en la cárcel Modelo de Bogotá por tráfico de estupefacientes.

Otras capturas

En Tabuco, Barranquilla, agentes encubiertos del CTI llegaron a los sectores Las Tablitas, El Boliche y Sal Si Puedes. Allí producto de interceptaciones telefónicas y seguimientos a personas, entre otras técnicas, dejaron al descubierto a ‘Los Tabucos’, una de las estructuras responsable de la mayoría de hechos delictivos en estos lugares y de la venta de estupefacientes.

“El narcomenudeo de marihuana y cocaína se hacía en casas de familia, a las que se permitía el ingreso de algunos consumidores habituales y ya conocidos por los señalados integrantes de la organización”, dijo la Fiscalía.

Del mismo modo, en Soledad y Barranquilla, Atlántico, cuatro personas fueron capturadas y una más fue notificada en centro carcelario por su presunta participación en una organización que camuflaba cocaína entre las cajas utilizadas para empacar hamburguesas.

El estupefaciente iba escondido entre papeletas que simulaban ser la sal del producto alimenticio y de esta manera era entregado a domicilio a través de vehículos y mototaxis.

Comentarios