La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Mujer implicada en muerte de su esposo y sus dos hijos se declara inocente

El triple homicidio se presentó en Bogotá, la Fiscalía acusa a la mujer, ya que fue la única sobreviviente.

Los hechos se habrían dado por cuenta de un altercado de pareja. Al parecer, Huertas Riaño celaba a su esposo.

Gloria Aydé Huertas Riaño, la mujer que según la Fiscalía asesinó a su esposo, Iván Arturo Zorro, policía adscrito a la Dirección de Carabineros, y sus dos hijos de siete y 10 años de edad, se declaró inocente ante el Juzgado 21 con función de garantías.

Los hechos ocurrieron en el conjunto residencial Parques de Primavera, localidad de Puente Aranda, en la capital del país, en la madrugada del pasado domingo 24 de marzo. Según expuso el fiscal, los policías que atendieron el llamado encontraron “una escena desgarradora”.

“La puerta del apartamento se encuentra medio abierta y desde ahí pedía ayuda ya que se encontraba herida. La puerta estaba trancada por la mesa del comedor. Se procede a entrar y se ve a su esposo sin vida en el sofá y usted expresó que sus hijos estaban en la habitación sin vida”, narró el fiscal.

De acuerdo con el delegado, los hechos se habrían dado por cuenta de un altercado de pareja. Al parecer, Huertas Riaño celaba a su esposo y todo habría ocurrido en el marco de una discusión que se surtió una vez llegaron de una celebración en la que estuvieron. 

“El 23 de marzo, usted, señora Aydée y su esposo Iván Zorro Penagos estuvieron fuera de su apartamento tres horas. Es decir, llegaron a la 1:30 de la mañana de ese domingo y estando dentro del apartamento se genera una discusión porque el patrullero le dice que se quiere ir de su casa”, argumentó.

Para el fiscal, así como para los policías judiciales, la mujer es la presunta responsable de los hechos debido a que en el lugar solamente se encontraban quien en ese entonces respondían a su núcleo familiar.

Además, en el despacho del fiscal reposa una llamada que le hizo Huertas Riaño a Helmer Román Zorro, su cuñado. 

“Vía telefónica le confiesa que le quitó la vida a Iván Zorro, porque, supuestamente, les había quitado la vida a sus hijos. Usted también dijo que había atacado a su compañero con arma blanca mientras este dormía sobre el sofá, por lo que no podía él mismo haberles quitado la vida a los niños, por ello presuntamente fue usted quien les causó heridas a sus hijos con cuchillos encontrados en el apartamento”, expresó.

Sobre la hipótesis que inicialmente entregó la mujer que había sido atacada por su esposo, haciendo semejanza a una supuesta violencia intrafamiliar, la Fiscalía tras revisar los documentos médicos constató que las heridas que presentaba la mujer una vez acudieron en su auxilio fueron autoinfringidas. 

“Las heridas que usted presenta son lineales y simétricas lo que orientan a que son autoinfringidas y no tenía signos de defensa como usted indicaba que había sido víctima”, argumentó el fiscal y añadió que “la causante de la muerte de las tres personas es usted y no otra persona”.

 

Comentarios