La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Encuentran muerta a ex carabinera chilena desaparecida en Colombia

Encuentran en Colombia, en la zona de Bucaramanga, el cuerpo de la ex carabinera chilena, quién desapareció el 29 de marzo en Colombia.

El cuerpo habría sido incinerado, los restos fueron encontrados en tres puntos del municipio de Rionegro.

Hoy sábado 27 de abril, se confirmó que los restos humanos encontrados en un bosque de Rionegro en Colombia corresponden a la ex carabinera chilena Ilse Ojeda.

Su pareja Juan Valderrama ha sido detenido por la policía como principal sospechoso, por la responsabilidad que pudiera tener en su muerte.

Ilse Ojeda, de 51 años, quien fue sargento de carabineros de Chile, llegó a Colombia el 5 de marzo con su pareja, el colombiano Juan Guillermo Valderrama, de 28 años, quien se desempeñó como patrullero de la Policía Nacional de Colombia.

La mujer había conocido Valderrama en el casino de carabineros en Santiago de Chile, donde él trabajó en el 2016.
Por su gran diferencia de edad (23 años) la relación no era aprobada por su familia.

Su hermana Alejandra Margarita Ojeda dijo: “Se conocieron cuando él era mesero, le dio alojamiento en su casa y luego se dieron las cosas y hubo un romance. Se iban a casar. Yo le dije a mi hermana que podría ser su hijo, que cómo le íbamos a permitir esta brutalidad y, al final, no se casaron. Él por temas legales volvió a su país y mantuvieron su relación a distancia”.

Mensualmente, Ilse le enviaba a Juan unos 300 mil pesos chilenos y luego de varios meses le envió dinero suficiente para comprar un vehículo.

La hermana informa: “Nosotros le decíamos que no le diera dinero, pero al fin y al cabo era el dinero de ella”.

El hombre volvió a Chile en octubre de 2018, continuaron la relación y se fueron a Colombia en marzo con dinero y planes para radicarse en el país.

Primeramente, visitaron Medellín, donde se quedaron dos días, luego, viajaron a Puerto Parra, donde vive la madre de Juan Guillermo Valderrama y luego visitaron Curití y se hospedaron en la propiedad del papá de Valderrama en Santander.

A mediado de marzo, Juan Valderrama viajó a Bogotá a ver a Becky Evans, una mujer estadounidense con la que mantenía una relación paralela.

A la vuelta de Valderrama a Santander, Ilse y él se radicaron en el barrio Cristal Bajo en el sur de Bucaramanga donde Juan tiene una vivienda.

Según Valderrama, el viernes 29 de marzo fueron a realizar unas compras, pero antes pasaron a comer en un restorán en la calle 60 con carrera 17D, en ese momento, le entró una llamada de Becky Evans lo que generó el enojo de Ilse, quien ya sabía del romance días antes.

Valderrama cuenta: “Eso fue lo que destapó todo. Ella se paró muy enojada, decidida. Yo intenté detenerla, pero fue difícil. Fui a pagar la cuenta, cuando me devolví ya no la pude encontrar”.

Valderrama dice que ese fue el último día que la vio, sin embargo, solo hasta en Semana Santa interpuso la denuncia de la desaparición de ella ante las autoridades.

Su hermana Alejandra, opina al respecto: “Amory es de carácter fuerte, no de escándalos, pero sí de carácter. Ella hubiera enfrentado a Juan en ese momento, le hubiera increpado por la supuesta otra mujer. El escándalo que le hubiera armado se habría escuchado a kilómetros, por eso afirmamos que es ridículo que se diga que huyó por un ataque de celos”.

Agregó que Valderrama: “Es un cínico, finge que le preocupaba, cuando yo sé que él abusaba física y sicológicamente de mi hermana, era bastante intimidante, y sus gritos se escuchaban al otro lado de la línea, por eso para nosotros él es el principal sospechoso en la desaparición de mi hermana”.

Juan Valderrama manifestó que, “ella se fue dejando todas las pertenencias en la vivienda. Lo más jugoso que tenía se lo llevó, pienso que está escondida en algún lugar».

La mujer, había llegado a Colombia con una gran suma de dinero luego de retirarse de los Carabineros, institución a la cual llegó al grado de sargento. El propio Valderrama sería quien la convenció de instalarse en Bucaramanga para comenzar un negocio entre los dos.

Comentarios