La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Militares afines a Juan Guaidó liberan a Leopoldo López del arresto domiciliario

Seremos inflexibles, radicales”, dice Diosdado Cabello, número dos del chavismo. Cientos de personas se están acercando a pie desde Caracas hasta la base de La Carlota.

“He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del presidente Guaidó”, ha declarado López. “Ha iniciado la fase definitiva para el cese de la usurpación. Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar“, ha dicho el opositor. En el alzamiento en la base militar de La Carlota (Caracas) participan oficiales de Aviación, guardias nacionales y una parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y de la Policía, confirmaron a EL MUNDO fuentes del equipo de Guaidó. Los militares partidarios de Guaidó llevan brazaletes azules en apoyo a la oposición.

“Seremos inflexibles, radicales”, ha respondido Diosdado Cabello, número dos del chavismo, que ha defendido que hay un “sólo comandante en jefe, Nicolás Maduro” y ha llamado a los simpatizantes del mandatario venezolano a acudir al Palacio de Miraflores.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, asegura que el Ejército “está con la Constitución” y “con Maduro”. El régimen afirma estar “desactivando” un golpe de Estado. “Informamos al pueblo de Venezuela que en estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado”, ha dicho Jorge Rodrígez, ministro de Comunicación.

PRIMEROS ENFRENTAMIENTOS

Los primeros enfrentamientos se registran en Caracas, con fuerzas leales a Maduro lanzando gases lacrimógenos a los rebeldes del Parlamento mientras cientos de ciudadanos de Caracas están llegando a pie a las inmediaciones de la base de La Carlota, al este de la ciudad. En la base, controlada ya por militares gubernamentales, permanecen unas 200 personas, entre las que no se encuentran ya ni Leopoldo López ni Juan Guaidó.

Comentarios