La voz del pueblo

El diario digital de la gente

Ciudadana peruana murió luego de someterse a una cirugía plástica en Medellín

A la sala de urgencias del Hospital General de Medellín llegó sin signos vitales la ciudadana peruana, Neyla Liceth Rodríguez Gutiérrez, de 35 años, y quien se había sometido a una cirugía plástica en un sitio que, al parecer, no tenía las autorizaciones para hacerlo.

De acuerdo con los informes policiales, pasadas las 2:00 p.m. del miércoles varios ciudadanos reportaron que en un centro de estética del barrio Castropol, en El Poblado, “estaban haciendo operaciones sin permiso”. Los agentes visitaron el lugar y las empleadas lo desmintieron y dijeron que el sitio era “un spa para masajes terapéuticos y de rehabilitación”.

A las 6:00 p.m., los agentes recibieron el reporte del deceso de una paciente y, al revisar los informes, verificaron que había sido remitida desde la misma clínica.

Luz Bibiana Gómez, líder de proyectos de la Secretaría de Salud de Medellín, lamentó la muerte de la mujer. “Tenemos reporte de que ella ingresó al centro médico sin signos vitales. Se había realizado procedimiento estético en un sitio de la ciudad que ya se había intervenido”, dijo.

Gómez informó que en 2018 se tomó una medida sanitaria de seguridad (cierre temporal) contra el sitio porque no cumplía algunos de los requisitos de funcionamiento como condiciones sanitarias, manejo de residuos hospitalarios y procedimientos con aparatología invasiva que no podían ser realizados por las cosmetólogas que trabajaban en el sitio.

“Esas deficiencias fueron subsanadas y este año hubo otra queja del mismo lugar, se volvió a intervenir y había mejorado condiciones en cosmetología”, aclaró Gómez.

Las verificaciones de si el sitio contaba con licencia para realizar cirugías y si las estaba o no haciendo le corresponden a la Dirección Seccional de Salud de Antioquia. La entidad aún no se ha pronunciado sobre las habilitaciones del sitio.

Con ella ya son tres las personas que han fallecido este año en la ciudad por procedimientos estéticos. Gómez reiteró el llamado a la corresponsabilidad ciudadana: “que quien se vaya a hacer un procedimiento consulte bien y verifique que el lugar y el médico estén habilitados. Eso no implica que no va a tener riesgos, pero sí los minimiza”, señaló.

El lugar

Ante el reporte por muerte, la Fiscalía visitó el lugar en horas de la noche. Según los registros de la Cámara de Comercio de Medellín, tiene cuatro sedes operando bajo las actividades económicas de “práctica médica, sin internación”, “peluquería y otros tratamientos de belleza”, “actividades de apoyo terapéutico” y comercio al por menor de productos farmacéuticos y medicinales, cosméticos.

La empresa está registrada con un capital de $1,8 millones. En su página web, se pudo verificar que se ofrecen servicios de cirugía plástica (mamoplastia, mastopexia, liposucción, abdominoplastia) y procedimientos como carboxiterapia y lipoláser, para los que se requiere habilitación.

Comentarios